En las últimas dos semanas

IMG_3991Cogimos un avión

IMG_4219

Montamos en ricksaw

IMG_4190

Jugamos a cricket

IMG_4006

Fuimos a la huerta a recoger verduras

IMG_4116

Nos dimos un chapuzón de lujo en la piscina del Hotel Radisson de Khajuraho

IMG_4140

Ayudamos a escoger un sari

IMG_4222

Tomamos un par de refrescos

IMG_4135Nos cruzamos con Rama y Sita

IMG_4040

Y celebramos el aniversario del nacimiento de Rama

Nidhi Chanani

Recientemente, a través del blog “Diary of a white indian housewife”, descubrí el trabajo de Nidhi Chanani, una ilustradora de San Francisco.

Si navegas por la página web de Nidhi, “Everyday love” podrás contemplar obras como estas:
countrygirls

india

ekchai1

makingwishes

Encontré especialmente interesante el proyecto “Saturday school” a través del cual trata de promover el hindi:

chaihindi

¡Este sería el poster más adecuado para nuestro blog!

satlotus

satstories

Indian Aroma

Hoy traemos una recomendación.

Tuvimos que viajar a Madrid para tramitar un par de documentos en la Embajada India y aprovechamos nuestra breve estancia en la capital para comer en un restaurante indio. Lo escogimos a azar y resultó ser uno de los mejores que he probado en Madrid hasta el día de hoy.

Se llama Indian Aroma.

Pedimos pakoras, malai kofta, butter chicken, biryani y cheese naan (demasiada comida para dos) Todo bien presentado en cuencos de metal para mantener el calor, con un servicio agradable y una atmósfera cálida. El experto dijo que lo más rico, sin lugar a dudas fue el malai kofta.

Cuando volvamos a Madrid, repetiremos.

Indian Aroma. Madrid.

Indian Aroma. Madrid.

Adornos para la mujer casada en India

Ya estamos pensando en la maleta (o maletón) que tenemos que preparar en un par de semanas y como diría Carmen Lomana: yo ya tengo toda la “bisuta” preparada.

Son varios los ornamentos que luce una mujer casada en La India, para empezar, los anillos en los dedos de los pies. En Bilbao, que me paso medio año con las botas de monte y los dedos apretujadillos se hace incómodo, pero en India, que sacaré los “pinreles” al aire, llevaré sortijas.

Fuente de la imagen AQUÍ

Fuente de la imagen AQUÍ

Las tobilleras, no son de uso exclusivo para mujeres casadas, las llevan solteras e incluso niñas. Lo mismo ocurre con el punto en la frente (bindi), que al contrario de lo que mucha gente piensa, no se trata de un indicativo del estado civil de la mujer, sino que es algo puramente decorativo.

También es común tanto para solteras como para casadas, el uso de las pulseras (bangles) pero aquí, es cierto, que por lo general, además de los brazaletes de colores en conjunto con el sari, la mujer casada suele llevar una pulsera especial, cuyo material y color varía según las regiones de India: dependiendo de la zona puede ser de plástico rojo, verde, de oro o incluso de marfil.

Sitio web de la imagen AQUÍ

Sitio web de la imagen AQUÍ

Uno de los símbolos más importantes que se extiende a lo largo de toda La India, es un collar que recibe el nombre de Mangalsutra. Se trata del símbolo más sagrado de todos y se cree que su uso protege al matrimonio de cualquier mal augurio.

Fuente de la imagen: ESTA

Fuente de la imagen: ESTA

Por último, otro distintivo de la mujer casada, es una línea de color carmesí (sindoor) que se pintan las mujeres en la raya del pelo. La primera vez debe pintártela tu marido y cuentan que la longitud de la marca, es directamente proporcional a la longevidad de tu esposo  (pero creo que sólo la primera, porque he visto rayas tan cortas que parecían puntos)

Sindoor

WHO-211060

Fuente de la imagen AQUÍ

En nuestro caso, yo no mantengo muchas de las tradiciones, porque entiendo que empiezan a utilizarse a raíz de la ceremonia del matrimonio hindú, y nosotros únicamente nos casamos por el juzgado en Bilbao. En la boda de la hermana de Charli, sus tías no descansaron hasta verme con todo el kit encima.

Pushkar

El lago de Pushkar

 

No sé hasta qué punto Pushkar es real, hasta qué punto se trata de un parque temático para el viajero fatigado, o si tan solo es un espejismo, pero la realidad es que se está bien en Pushkar.

Es un pueblecito al que se accede en autobús desde Ajmer. En la ruta hacia la pequeña villa, el autobusero se detuvo para dar de comer plátanos a los monos del camino. Esta anécdota, no era más que un aperitivo del oasis de tranquilidad que íbamos a encontrar unos kilómetros más adelante.

Pushkar lo tiene todo para el mochilero agotado de los tumultos y los bocinazos de las grandes ciudades del Rajastan; sosegada y acogedora, en su entramado de callejuelas, esconde numerosos locales, tiendas y restaurantes perfectamente adaptados para el viajero. Además, se trata de un centro de peregrinaje hindú y toda la ciudad se organiza alrededor de su lago sagrado, lo que la dota de una aura mágica de misticismo y espiritualidad.

DSCN1732

 

También en Pushkar, suele celebrarse anualmente (generalmente en noviembre) la feria del camello. No sé cuán de tranquila estará en esas fechas.

Camello descansando en Pushkar

Camello descansando en Pushkar