Erotismo en Bollywood

Bollywood es la industria del cine del AMOR, así con mayúsculas. De hecho, es difícil encontrar otro tipo de género porque incluso cuando se trate de una película de mafia, drogas y corrupción, el leitmotiv del protagonista siempre será el amor.

Por otro lado, ha trascendido en Occidente, que en los largometrajes de cine indio, los protagonistas nunca llegan a besarse. Hace unos años, está afirmación era totalmente cierta, pero poco a poco y para horror de los más puristas, esto va cambiando, hasta el punto de que Emraan Hashmi se hace famoso por ser “El besador en serie de Bollywood”. Digo “puristas” y no “puritanos” porque una de las grandes críticas a esta “apertura” es que con estas “novedades” se pierde la esencia del cine tradicional indio, acercándose cada vez más a Hollywood.

Una solución, a caballo entre Hollywood y Bollywood, es la introducción del “item number” en la película. Esto es, uno de los números musicales, está protagonizado por una chica sexy que baila escasa de ropa y con movimientos sugerentes. Obviamente, no suele tratarse de la protagonista de la película que debe mostrarse más recatada en ese aspecto.

El gran éxito del momento es Katrina Kaif. Sus  últimas “item songs” han sembrado la locura en India.

 

 

Como curiosidad, uno de los “item numbers” más famosos en la historia de Bollywood fue occidentalizado e incluido en una de las escenas de Moulin Rouge, a ver si te suena:

 

 

 

En el otro lado de la balanza, están un nuevo tipo de películas, con una sexualidad mucho más explícita, tal es el caso de Jism 2, protagonizada por la actriz porno Sunny Leone. No deja de ser curioso, que para protagonizar según qué tipo de escenas, que en Hollywood son el pan nuestro de cada día, en India tenga que tratarse de una actriz porno.

 

 

Y yo me quedo con la canción de “The Dirty Picture”, un biopic sobre la vida de la actriz Silk Smitha. Silk Smitha fue una actriz india que se caracterizó por acumular en su filmografía toda una serie de roles de carácter erótico. El vídeo, de estética retro,  repasa en tono divertido los arquetipos sensuales del cine indio:

 

 

¡No sé qué opinarían Esteso y Pajares de todo esto!

Un poco de estilo

El cine indio está repleto de actrices guapísimas. El estereotipo de la belleza india es bastante clásico, mujeres voluptuosas con caras angelicales.

Una de las mas internacionales es Aishwarya Rai:

Fuente de la imagen

Seguida muy de cerca por mujeres como Priyanka Chopra:

Fuente de la imagen

Deepika Padukone:

Fuente de la imagen

O Katrina Kaif:

Fuente de la imagen

Si hablamos de estilo, mi favorita es Sonam Kapoor, hija del clásico actor de Bollywood Anil Kapoor, al que quizá recuerdes por su papel como presentador en la película “Slumdog Millionaire”

Aquí están padre e hija promocionando las estilográficas Mont Blanc:

Y otras instantáneas de la modelo y actriz:

Todas las imágenes de Sonam Kapoor son de su página en Facebook.

No todo en Bollywood es amor

A pesar de que generalmente, el argumento de una película de Bollywood suele estructurarse en comedia-humor-mafia y de que efectivamente, este es el concepto que ha trascendido sobre la gran industria del cine indio, cada vez son más las películas que tratan una temática social. Aparentemente, encabezando este movimiento se encuentra el actor Aamir Khan, protagonista, director o productor de un gran número de ellas.

Una de mis películas favoritas, “Three idiots” es una crítica en tono de comedia, a todo el sistema educativo en India:

 

En “Taare zameen par” tratan el tema de la dislexia infantil:

 

 

“Rang de Basanti”, una película sobre la amistad y la corrupción gubernamental:

 

 

“Dhobi Ghat”, que ni siquiera tiene números musicales, es un largometraje sobre las vidas de diferentes personajes en la ciudad de Mumbai y de cómo se entrecruzan entre ellos.

 

Mira Nair

La primera película con temática india que vi en el cine fue La boda del Monzón, de Mira Nair. Fue en el Prince Charles Cinema, un cine de la capital británica en el que pasan películas independientes y de culto a un precio más económico que la media de salas londinenses. Nada más terminar de ver el largometraje, fui a comprar la banda sonora en el HMV del Trocadero.

La película en cuestión, cuenta el proceso de una boda india a través de las experiencias de los diferentes personajes:

 

La siguiente película que visioné, de la misma directora, fue, unos años más tarde, “Kamasutra: Una historia de amor” Un cuentito con connotaciones de leyenda india, en torno a los templos del Kamasutra. Aquí es dónde sin saberlo, vi por primera vez la ciudad que tiempo después se convertiría en mi segundo hogar, Khajuraho.

 

“El buen nombre”

Antes de mi primer viaje a India vi todas las películas americanas y europeas con temática india se me pusieron por delante.

De todas ellas, hay una película que si bien en su momento no me impactó especialmente, sí que la tuve muy presente a lo largo del viaje. Trata de un matrimonio de India que emigran a los Estados Unidos, su proceso de adaptación  y de cómo sus hijos aprenden a moverse entre las dos culturas.

En España se tradujo como “El buen nombre”, el título original es “The namesake” y está basada en la novela del mismo título de la autora Jhumpa Lahiri.

Este es el trailer: