Compromiso de Lord Shiva

Este es el pequeño altar que confeccionó nuestra familia en India en honor al aniversario del compromiso entre Lord Shiva y Párvati:

Me encanta el toque kitsch.

Anuncios

Uno

Hace dos semanas que te fuiste.

Al principio no estuvo tan mal: me diste tiempo para descansar de los frenéticos preparativos de tu viaje de última hora, tuve tiempo para poner en orden todas “esas cosas pendientes”, encontré ratitos para dedicarme sólo a mi…

Pero ya está. Ya está todo en orden, he descansado bastante y estoy aburrida de estar sola. Quiero que vuelvas.

… me faltan las especias…

Colgate

Penelope Cruz… ¿En Bollywood?

Salta la noticia de que Penelope Cruz comenta que le gustaría rodar en Bollywood con Shahrukh Khan. La puedes leer AQUÍ

Y yo me pregunto si todo esto tendrá algo que ver con el hecho de que en su día Penélope Cruz comprara los derechos de la novela de Javier Moro “Pasión India” para llevarla a la gran pantalla. Puedes leer la noticia AQUÍ

Una propina

Gran parte de mi actividad profesional la he desarrollado de cara al cliente.

Estudié psicología porque me fascina la complejidad del ser humano, quizá por eso disfruto trabajando de cara al público, descubriendo las reacciones, particularidades y manías de cada uno. Encuentro apasionante la idea de que detrás de cada persona hay una historia, una pequeña novela que contar.

Hay ocasiones en las que toda la atención se reduce a una mera transacción, el cliente viene, le prestas un servicio y se va.

… pero a veces deja una propinita…

… a veces esa propina son una cantidad mayor o menor de monedas sobre un platillo…

… a veces se trata de algo material que trasciende a lo económico y que simboliza que, de alguna forma, has conectado de una forma especial con ese cliente…

… a veces son historias vitales mágicas, como la de aquél señor que se tomaba su té de forma tan particular y que un día me confesó que había sido el niño de la claqueta en la película “Memorias de África”…

… y a veces, quién un día fue tu cliente se transforma en un amigo para toda la vida.

Dos de mis últimas propinas “especiales”: Una recomendación literaria y unas monedas de chocolate que me dejó una niña.

Carl Gustav Jung en India

Leyendo el libro autobiográfico de Jung, “Recuerdos, sueños y pensamientos”, me topo con un pequeño capítulo sobre su experiencia en India. En proporción al tamaño del libro, resulta un viaje casi anecdótico y no está tratado de forma muy meticulosa. A pesar de estar expresado en términos muy generales, hay una reflexión que me ha llamado la atención:

 

” Para el oriental el problema moral no parece figurar en primer lugar como entre nosotros. Lo bueno y lo malo están contenidos lógicamente en la naturaleza y en el fondo sólo son graduales diferencias de una misma cosa.

 

(…) El cristiano aspira al bien y queda a merced del mal; el indio por el contrario, se siente al margen del bien y del mal o busca alcanzar este estado mediante la meditación o el yoga”

Monasterio de Sera India

Monasterio de Sera en India.