El restaurante indio de Bilbao

¡Por fin podemos decir que hay un restaurante indio digno en Bilbao! En ESTA entrada que publicamos anteriormente ya os hablamos sobre el que, hasta el momento, considerábamos el mejor restaurante indio en el País Vasco, que estaba en Vitoria. En Bilbao no habíamos conseguido encontrar ninguno a la altura. Sin embargo, hará poco más de dos meses, ha abierto en el número 61 de la calle Autonomía, casi llegando a Sabino Arana, el K-2, un restaurante indio-pakistaní regentado por Naved, un amabilísimo hostelero de Pakistán que sirve sus delicias acompañadas de una sonrisa y de amable conversación.

Su carta, recientemente ampliada cuenta con los clásicos snacks indios como las samosas y las pakoras y los currys tanto de carnes como de verduras. También tienen una selección de arroces biryanis, rotis y postres. Los precios oscilan entre los seis y los ocho euros y cuentan con servicio a domicilio. Y forma parte de la red de “Just Eat”, así que puedes consultar el menú y los datos del restaurante pinchando AQUÍ

¡Que te aproveche!

20140807-115127-42687297.jpg

Cesta con productos de La India

Hace una semana fue el cumpleaños de Mr. Singh y mi hermana le trajo como regalo desde Barcelona, una cesta con productos de La India: IMG_2368La cesta incluía, como no, especias para preparar arroz: IMG_2410 Un chutney de mango. El chutney es una salsa que se utiliza como aderezo o acompañamiento al pan, nunca como elemento principal en una comida, parecido al uso que damos al ketchup. Normalmente es entre dulce y picante, y a juzgar por las tres guindillas dibujadas en el bote,este es muy picante. Miedo me da. mango chutney Una bolsita de moong dal. El moong dal es un tipo de legumbre que se cultiva en el subcontinente indio y que en este caso se presenta en forma de snack salado que no pica en absoluto y cuyo aspecto nos recuerda a unas lentejas fritas. IMG_2405 No podía faltar la cajita de té para preparar el delicioso y especiado chai. Recuerda que ya publicamos en su día la receta del chai, puedes leerla de nuevo pinchando AQUÍ.

IMG_2409

Una lata de okra en conserva. La okra o lady fingers, es una hortaliza que yo descubrí en India y que personalmente me encanta. Tiene un aspecto de pepinillo estriado, por explicarlo de alguna manera, y generalmente se consume en curries de verduras.

okra en conserva

En el terreno de los postres, nos trajo dos cajas con preparados para gulab jamun y ras malai. El ras malai no lo he probado nunca, ya os contaré… el gulab jamun es junto con el balu shahi mi dulce indio favorito hasta el momento. Charli se ríe, porque cuando nos invitan a bodas hay veces que sólo me alimento de esto, además suelen servir las bolitas tibias y recién hechas, se me hace la boca agua sólo de pensarlo… Nunca hemos probado a cocinar los dulces con estos paquetes de mezclas instantáneas, ya os mantendremos informados sobre el resultado.

IMG_2411

 
Y la joya de la corona son estas dos cervezas indias. La Cobra apenas se consume en India ya que el proceso final de esta cerveza y su embotellado y empaquetado se realizan en Inglaterra. Sin embargo, Kingfisher es LA cerveza india por excelencia, no en vano, el señor Kingfisher aparte de dedicarse a sus caldos también posee entre otras cosas una compañía aérea y un equipo de cricket. Seguro que Mr. Singh se siente como en casa al primer sorbo.

20140418-165326.jpg

Apuntes culinarios: El Comidista y Rick Stein

Recientemente “El Comidista” en su columna de “El País” escribía un reportaje que titulaba: “Despensa para novatos: algunos ingredientes básicos para hacer comida india” Recomiendo el artículo, interesante y bien documentado, con pistas sobre dónde conseguir algunos de los productos que propone. En nuestro caso, ya os hemos contado que principalmente, nuestra despensa la surten el pakistaní de la calle Hernani, la sección de alimentos del mundo de Carrefour y el Lidl cuando de vez en cuando hacen promociones de Asia.

Aprovechando la temática culinaria, quería recomendar la serie y el libro de cocina de Rick Stein “En busca del curry perfecto”. En la que un británico se adentra en la cultura de La India para descubrir la mezcla ideal de especias. Los capítulos están íntegros en youtube, eso sí, en inglés. Basta con escribir en el buscador “Rick Stein India” et voilà!

El libro, que se puede conseguir fácilmente en Amazon, se divide en los apartados de: comida callejera, verduras, pescados, carnes blancas, carnes rojas y dulces. Con fotos espectaculares y recetas sencillas de seguir es un referente entre los libros de cocina india. Como punto negativo que nos pueda costar encontrar algún ingrediente o algún utensilio de cocina.

Rick Stein India

Visita al supermercado

No somos especialmente amantes de las comidas precocinadas y envasadas, sin embargo, el año pasado, hubo en los supermercados Lidl una campaña de alimentos asiáticos en la que adquirimos una bandeja de “chicken curry” congelado que transportó a Mr. Singh a la India más profunda. “Sabe a India” me decía.

La semana pasada, repitieron esta campaña (en la que no conseguimos encontrar aquel “chicken curry”) y desató en nosotros una especie de consumismo voraz y un periplo por los supermercados con secciones de “alimentos del mundo”

Esto fue lo que adquirimos:

En Carrefour compramos una salsa de Tikka Masala y una mezcla de especias para aromatizar currys. El Tikka Masala ya lo hemos abierto y a mí, que no soy muy amante de natas y lácteos en salsas, me echa un poco para atrás porque una de las bases de este Tikka Masala es el yogur. Sin embargo, a Mr. Singh le ha gustado y comenta que podemos seguir usándolo eventualmente.

La mezcla de especias no la hemos probado todavía.

Sabores aparte, me encanta el envasado de los productos:

IMG_0503

 

 

También hemos hecho acopio de Naans. El Naan es un pan plano indio, que se cocina en horno Tandoori y que te enamora al primer mordisco. No conozco a nadie que haya probado el Naan y que no comience a salivar en cuanto escucha su nombre. En Carrefour compramos un paquete de la marca Patak’s (que ya nos hemos comido) y también estos naans chiquitines:

IMG_0507

Nos gustaron más los grandes de Patak’s, aunque nada comparado a un naan fresco relleno de queso, recién salido del horno y untado con un poquito de ghee…

En Lidl, también compramos naans que aún tenemos que probar:

IMG_0506

 

En Lidl compramos esta lata de pollo al curry, con ese ánimo de “a ver qué pasa”, aún no nos hemos atrevido a abrirla…

IMG_0505

 

Lo más divertido del Lidl fue que encontramos las clásicas galletitas chinas de la fortuna, que no tienen nada que ver con India, pero yo personalmente, no pude evitar hacerme con una cajita:

IMG_0508

Lauki ki sabzi

Ayer probé un nuevo vegetal, en castellano no sé si tendrá nombre, quizá se englobe dentro de la familia de las calabazas. En hindi se llama “lauki”. Lo compramos en la tienda del pakistaní dónde habitualmente adquirimos la harina para cocinar chapatis. El interior es blanco, parecido a un calabacín.

El lauki antes:

Lauki Loki

y después:

lauki ki sabzi

De frituras varias

Algunos de nuestros últimos experimentos culinarios;

Hemos preparado “puri”, que sería prácticamente lo mismo que un chapati, pero cocinado en aceite:

Puri

Si lo comes con azúcar es lo más parecido a un churro que he probado en India.

Ayer cenamos samositas. Las samosas son una especie de empanadillas indias rellenas de patata cocida, guisantes, cebolla, guindillas y masala. Nosotros las cocinamos con obleas preparadas que compramos en el supermercado. Obviamente, no es exactamente lo mismo, pero no están nada mal para quitarse el antojo.

Samosas caseras