Cuando entra el apretón

Has tomado todas las precauciones: no bebes agua de grifo, te enjuagas la boca con agua mineral, tienes cuidado con los zumos “naturales”, te aseguras de que la botella de agua está precintada… y a pesar de todo… ¡has caído! En algún punto de tu viaje… ¡te entra la cagalera!
Bueno, lo primero de todo: que no cunda el pánico, los trastornos digestivos son tan comunes entre los visitantes del país que casi, casi podríamos decir que forma parte del paquete turístico.
Imaginamos que consciente de esta posibilidad, ya habrás hecho acopio de artillería corta-diarreas antes de iniciar el viaje, pero si no fuera así, te comentamos los remedios naturales que te suele sugerir la población autóctona. Fundamentalmente son dos: beber soda con zumo de limón y comer kitcheri. El kitcheri es un guiso hindú de legumbres (un tipo determinado de lentejas) con arroz, que según la tradición ayurvédica sirve para purificar el organismo y equilibrar Los Tres Doshas. En cualquier restaurante u hotel te pueden hacer el favor de preparártelo aunque no figure en el menú.
Si prefieres decantarte por las medicinas, es interesante que sepas que en las farmacias indias puedes comprar pastillas por unidades, no tienes que adquirir la caja entera. El único problema de esto es que siempre está la duda sobre la fecha de caducidad del medicamento. Yo he recurrido un par de veces a las “drogas” para el dolor de regla y la verdad es que tengo buena experiencia.
Y en lo que a descomposiciones se refiere, en mi primer viaje tuve bastante suerte y en cuatro meses tuve una pequeña diarrea durante los primeros días que combatí con arroz blanco (afortunadamente en India nunca falta). Otros episodios breves que he padecido posteriormente los achaco a un atracón de mangos y a un lassi con hielo de dudosa procedencia. La historia del lassi fue un error de principiante que cometí en mi última visita a Khajuraho, así que ya sabes: ¡nunca bajes la guardia!
¡Ah! Un último apunte, quizá encuentres en algunos lugares turísticos, sobre todo en templos, una especie de cajas de metal que dispensan agua a través de unos pequeños grifos. Estas máquinas son filtros de agua, así que en principio, debería ser apta para el consumo. Nosotros empezamos a tomar vasitos para ver cómo reaccionaba nuestro cuerpo en el Templo Dorado de Amristar y no tuvimos ningún problema. No obstante, si tu viaje va a ser breve, yo no me la jugaría tomando otra agua que no sea la embotellada.

Soda water

Soda water

Anuncios

Ghee

El ghee sería el equivalente indio a nuestro aceite de oliva, es uno de los ingredientes principales en la cocina del país y según la tradición ayurvédica cuenta con innumerables propiedades favorables para el organismo, así Svoboda nos cuenta:

“El ghee de vaca (…) favorece la memoria, la inteligencia, el fuego digestivo, el semen (…) y la grasa. Purifica de toxinas el organismo y cura la demencia, la tisis, la fiebre crónica y la falta de prosperidad (…) El ghee añejo se usa en el tratamiento del alcoholismo, la epilepsia, los desmayos, la tisis, la demencia, los estados tóxicos, la fiebre y el dolor de vagina, de oídos o de cabeza. El “Ghee Cien Veces Lavado” es solamente de uso externo, para cicatrizar heridas y calmar pitta (…)”

Lo que es indudable es que si buscas el auténtico sabor de India a la hora de elaborar una receta, necesitarás tener a mano un poco de ghee. Mr. Singh dice que si normalmente tomas cuatro chapatis, si los untas con ghee comerás ocho.

Al ser un ingrediente tan común en este tipo de cocina (y estar presente en rituales religiosos), es relativamente sencillo encontrarlo a nivel comercial, pero también se puede elaborar en casa de forma fácil a partir de una barra de mantequilla. Solamente hay que llevar la mantequilla hasta el punto de ebullición y luego separar la parte sólida que queda en el fondo del cazo de la parte líquida. Bastará con colarlo ayudándonos de una gasa. Puedes encontrar más información pinchando AQUÍ

El ghee inicialmente presenta un aspecto líquido, pero poco a poco irá adquiriendo una textura untuosa.

Ghee caseroIMG_3953

El árbol de Nim (o Neem)

Es uno de los árboles considerados “sagrados” en India.

Árbol de Neem en Khajuraho.

Árbol de Neem en Khajuraho.

Con múltiples propiedades  dentro de la medicina ayurvédica, del árbol de Nim se aprovechan tanto la corteza como las hojas y los frutos. Las hojas y el aceite de las semillas funcionan como antisépticos y antiparasitarios, siendo útiles para combatir piojos. Asimismo, es uno de los fertilizantes orgánicos estrella por combinar capacidad nutritiva e insecticida.

Se han hecho estudios sobre el uso del Neem en psoriasis, diabetes, SIDA, cáncer, afecciones cardiacas, herpes, caries, acné, alergias, úlcera, encefalitis, hepatitis, hongos y malaria.

Y su uso en cosmética está muy extendido en India, se utiliza como ingrediente para jabones, dentífricos, cremas y champús.

Ramitas de Neem

Ramitas de Neem. Fuente de esta imagen: AQUÍ

Puede ser que en tu paseo por India encuentres gente limpiándose los dientes con un “palito” es una rama del árbol de Neem

Fuente de esta imagen: AQUÍ

Fuente de esta imagen: AQUÍ

Ayurveda

“Eres lo que comes, lo que piensas y lo que haces; la repetición y la resonancia van creando tu realidad”

Robert E. Svoboda

El Ayurveda es la medicina tradicional de La India. Surge a partir de los Vedas, los textos más antiguos de la literatura india y toma una perspectiva holista del ser humano integrando en sus tratamientos cuerpo y mente. No se limita a enfocarse únicamente en el síntoma de la enfermedad, sino que estudia a la persona en su totalidad y busca retomar el equilibrio entre sus elementos.

Parte de la base de que la totalidad del universo, en el que nos incluimos los seres humanos, está formado por los elementos: tierra, aire, agua, fuego y éter. El éter es simultáneamente: la fuente de toda materia y el espacio donde ésta existe. Estos Cinco Elementos se combinan y fluyen en cambiantes proporciones según la estructura corporal del individuo, su edad, su alimentación, sus rutinas, el clima, el ejercicio…

Los Cinco Grandes Elementos se manifiestan en los seres vivos en Tres Doshas, las fuerzas invisibles que únicamente por inferencia se adivinan en el cuerpo. Los Tres Doshas serían:

Vata: surge del aire y el éter

Pitta: surge del fuego y el agua

Kapha: surge del agua y la tierra

Según el predominio de una u otra nos encontraríamos con diferentes constituciones que se manifestarían en diferentes características, un pequeño ejemplo extraído del libro “Ayurveda medicina milenaria de La India” de Robert E. Svoboda:

Tres Doshas

La mayoría de las personas presentan un predominio de dos de los doshas, pero la realidad es que entendiendo que cada cuál es un individuo único, las posibilidades de las combinaciones en las que diferentes las diferentes proporciones se manifiestan son infinitas.

Así nuestros hábitos y nuestra forma de alimentarnos deben ir en consonancia al equilibrio de nuestros doshas. Algunos ingredientes de nuestra alimentación potenciarán un dosha u otro, como ejemplo, transcribo lo que Svoboda nos cuenta sobre la canela:

“La canela:

Su nombre en sanscrito significa “corteza” que es la parte más útil del árbol. Es picante, dulce y amarga antes de la digestión, caliente mientras se digiere, y dulce en su efecto posdigestivo, y por tanto controla tanto vata como kapha sin agravar pitta, a menos que se consuma en exceso (…)”

Si te interesa el tema, existe un documental en castellano, bastante interesante, que se titula: “Ayurveda el arte de vivir”

ayurveda

Asimismo, como advertencia: el creciente interés por este tipo de medicina, ha generado un tipo de turismo en India que va buscando este tipo de tratamientos. Consecuentemente, han surgido los clásicos oportunistas, que buscan enriquecerse gracias a la ignorancia ajena. Si viajas a India buscando terapia ayurvédica, infórmate bien antes de acudir a cualquier matasanos.

También en Barcelona existe la “Escuela Internacional de la Cultura Ayurveda” Puedes visitar su página web pinchando AQUÍ.

DSCN2141

Paisaje de Kerala en el sur de India, donde el Ayurveda tiene gran profusión.