La mujer en India

“Es que la mujer en India no vale nada. Es triste, pero es así.”

Así lo leo escrito en referencia a las recientes violaciones en India.

Ante todo, quiero dejar claro, tal y como expresé en el “post” anterior, que el abuso no sólo hacia las mujeres, sino hacia cualquier ser humano, es una barbarie y no debería dejar indiferente a nadie. A la vista están las masivas protestas y manifestaciones que han tenido lugar a lo largo y ancho del país.

Otra cosa totalmente distinta es decir “La mujer en India no pinta nada” ¿De qué “mujer” estamos hablando exactamente? ¿De las que trabajan para algunas de las empresas informáticas más importantes del mundo? ¿De las profesionales en medicina? ¿De las actrices de Bollywood?¿De las profesoras en villas rurales? ¿De la Embajadora de La India en España? Recordemos que India es uno de los pocos países a nivel mundial que puede decir que ha contado en su historia más reciente con una Primera Ministra mujer. En un país con aproximadamente 1.241.492.000 habitantes, hablar de “la mujer india” es un pelín generalista  y colocarla en un papel de víctima un tanto peligroso.

Pobrecita “la mujer” india. Menos mal que hemos tenido la suerte de nacer en Europa. Seguro que la mujer india desearía poder disfrutar de una vida como la nuestra y pedir un aumento de busto como regalo por su 18 cumpleaños y estirarse la cara cuando llegue a los 50. A ciencia cierta disfrutaría dejando a sus hijos en una guardería antes de ir a trabajar para que otra persona ajena a la familia se los cuide.

No presupongamos la totalidad realidad femenina en India en función de “aquella película que vimos”, “aquel libro que leímos” o “aquella noticia que escuché en el telediario”, no se puede generalizar y juzgar todo un sistema social por una pizca de información descontextualizada. Y no adoptemos esta actitud colonialista de “pobre indígena”, el “pobre indígena” pertenece a una sociedad con pros y seguramente con muchos contras, exactamente igual a la tuya. En India hay muchas mujeres de muchos tipos y al igual que en Europa, una parte importante de ellas dispone de la cultura, las herramientas y la voz para abrirse paso en este mundo. Muchas de ellas serán felices desarrollándose profesionalmente, algunas cuidando de sus familias y otras pelearán por acabar con las injusticias de su país.

Mujeres vendiendo verduras en el mercado de Leh

Mujeres vendiendo acelgas en Leh

Abuelas masajeando a sus nietos

Abuelas masajeando a sus nietos

Mujeres en Manali volviendo de trabajar

Mujeres en Manali volviendo de trabajar

Mujeres comprando pulseras

Mujeres comprando pulseras

Existe una charla TED de Chimananda Adichie que creo que transmite de forma clara y concisa todo lo que he querido explicar en este post, te invito a verla:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s